¿QUÉ ES SANWI?

SANWI es un espacio de trabajo creado con muchas ganas, a ratos libres y con sus propias manos, por tres jóvenes emprendedores; un fotógrafo, un artesano y un arquitecto.
Ante la tesitura de comenzar su carrera laboral y dadas las dificultades encontradas para hacerlo de forma independiente, deciden unir fuerzas para construir un centro de operaciones compartido. Una vez puestos manos a la obra, surge la idea de ampliar este primer proyecto y así poder hacer participe a otras personas, facilitando de alguna manera los inicios de aquellos que se encuentran en una situación similar. De modo que se lanzan a crear un espacio mucho más amplio y variado, con una atmósfera creativo-laboral capaz de dar el juego y la flexibilidad necesarias para albergar a profesionales de diferentes ámbitos.
Por tanto, la vocación del SANWI es polivalente y multidisciplinar, buscando la colaboración y la sinergia entre sus miembros.

¿Y POR QUÉ SANWI?

SANWI se ubica en un entresuelo… el origen constructivo del espacio fue ecléctico, reutilizado, reciclado, el todo vale; buscando nombres para el espacio y divagando en el tema:
– Nada de Lab tios, ni Box ni Space…
– Jajaja, ‘El entresuelo’
– ‘Entre panes’, ó, ‘Entre pan de ideas’…
– ¡COÑO! Entrepá… Sandwich…
– A la española mejor jajajajaja SANWIII!!!!
Un sandwich esta hecho entre dos panes, como nuestro entre suelo marcado por dos plantas. En un sandwich cabe de todo, te lo puedes hacer de carne, de pescado, de verduras, con salsa, todo mezclado…las combinaciones son infinitas, igual que en nuestro espacio. Estamos abiertos a todo tipo de iniciativas creativas y actividades.
¿Y por qué Sanwi y no Sandwich? Porque no se suele pronunciar bien, además fue un momento de lucha inicial en el que no recibíamos ayudas prácticamente para nada, al revés, parecía que en este país todo eran papeleos interminables y pagar, pagar y pagar…, así que decidimos resarcirnos modificando nuestro propio nombre. Además, es una palabra que hace reír a la gente, sobre todo a los recepcionistas de los almacenes de materiales,  ¡SANWI!